Van Gogh Alive: Una experiencia diferente



Si te gusta el arte, la pintura, las exposiciones, o hacer algo diferente, no dudes en acudir al Círculo de Bellas Artes para contemplar la experiencia Van Gogh Alive. Consiste en una proyección de diferentes obras, dibujos y bocetos del artista que van cambiando acompañados de música.




Pude ir hace unos días y la verdad es que se me hizo corto. Para disfrutar de las proyecciones, tienes dos opciones, o ir moviéndote por la estancia, disfrutando de cada ángulo, o también puedes sentarte en una zona y verlo desde tu sitio. Hay puffs y bancos para sentarte, hay personas que optan por sentarse en el suelo. Creo que es más intenso disfrutarlo en todos los ángulos posibles. 





Vincent Van Gogh siempre había tenido inclinación hacia el dibujo, aunque de joven quería ser teólogo, y posteriormente fue pastor. En uno de sus viajes como misionero, comenzó a dibujar a la gente de la comunidad donde se encontraba, de aquí surgieron sus primeras obras. Después se trasladó al sur de Francia donde tuvieron lugar la mayoría de sus fantásticas pinturas. Lamentable e inexplicablemente, su obra tuvo trascendencia después de su muerte, siendo considerado uno de los grandes maestros de la historia de la pintura. 



Aunque en una etapa de su vida sufrió alucinaciones y se cuestionó su salud mental, el crítico de arte Robert Hughes afirmó que sus pinturas estaban ejecutadas bajo un completo control. Además, el pintor no realizó ningún cuadro mientras estaba enfermo.  




A mí me encantó y por 16€ que vale la entrada para mí merece la pena. Después puedes ir a tomarte algo en la terraza del Círculo que siempre está muy animada. Precio para subir: 4 €.

Circulo de Bellas Artes
C/Alcalá ,42

Comentarios